2/02/2010

Ah! la electricidad


En busca de allegar a lo que alguna vez poseimos todos los días tenemos que adquirir algo, sin dudas estamos en el país indicado, a pesar de la crisis.

Una de las primeras cosas que necesitaba volver a tener era una computadora, claro, tenía que ser una Mac. Cerca de donde estoy hay un Apple Store el cual sigue siendo la exepción en el centro comercial donde está ubicado; siempre está ocupado por curiosos que quieren experimentar a primera mano las nuevas tecnologías.

Tomé de uno de los escaparates de la tienda un "Airport" que es (sin dudas) el mejor router inálambrico que he tenido, y me dirigí al mostrador, me resultó extraño no ver ninguna caja registradora, pregunté como podría pagar mi compra.
Uno de los jovenes tomó un aparato no mayor que un antiguo "ipod", escaneó con uno de los extremos mi compra, me preguntó como iba a pagar, le dí mi tarjeta bancaria, la pasó por el otro extremo del aparatus y me pidió mi dirección de correo electrónico.
Buscó una bolsita, puso el router y me agradeció por la compra.

"That's it?" pregunté
"Your receipt is in you e-mail" respondió.

No bien puse un pie fuera de la tienda mi mobil sonó, (lo tengo configurado para que acepte correos) me fijé, era "Apple Store", mi recibo había llegado.
Mi volumen de asombro se había activado. Cuatro años de ausencia estaban recordandome que a pesar de haber vivido en Usamérica volvía a otro país.


No hay comentarios.: