4/10/2008

Dear blog....


Querido blog:

Hace casi un mes que no te presto atención, pensarás que te he olvidado, te pido que reconsideres el juicio que te lleva a pensar eso. No creas que he pasado por alto las consecuencias de escribirte, he recibido afecto, apoyo y compañia.


Nunca pensé que te habrías ofendido, es que estos últimos días han sido verdaderamente de definición, si, acertaste, nuevamente el trabajo me sacude.

No me aflije, en definitiva es por eso que se le llama trabajo, ocurre que la pasión y responsabilidad que le ofrezco no recompensa y eso me preocupa.


Sin ir más lejos hoy estaba pensando que debería replantearme todo esto y te estaba dejando de lado, es que hay veces que olvido quienes siempre están a mi lado y tú siempre me reconfortas.


Es por eso que nuevamente me tomo el atrevimiento que sólo puede permitir nuestra amistad preguntarte algo muy personal, intimo, es que no sé que pensar últimamente, cuando alguien te traiciona, emocionalmente, monetariamente es natural perdonarlo?


Cómo y porqué perdonarlo cuando nunca se le cruzó por la mente tu situación, hay acaso un punto en que no hay retorno al olvido?


Y te pido que no me pidas detalles.
Ese acto puramente egoista a pesar de haberlo hecho concientemente y no medir las consecuencias, merece perdón?

Es decir sin concentrarse en el acto negativo per se, pero si en las accciones que dispara el acto, con una mano en el corazón cuando no se puede perdonar?




4 comentarios:

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Perdón, se puede saber qué te contestó el blog, Alfredo??

mardefueguitos dijo...

no hay retorno al olvido?... mmm me identifico mucho con esa frase, en verdad yo creo que nada se olvida simplemente se le da otro sentido en determinadas etapas de la vida de acuerdo a tus vivencias y tu cabeza actual...y en cuanto a cuando no se puede perdonar? yo creo que siempre , creo fielmente que la capacidad de perdón es proporcional a la capacidad de afectación... y lo digo por experiencia ...saludos
Pd. Espero que el blog haya tenido una buena respuesta

Walter dijo...

Estimado Alfredo,

estube un rato largo peleándome con una "coma" para tratar de comprender la pregunta:

"cuando alguien te traiciona, emocionalmente, monetariamente es natural perdonarlo?" Se trata de perdonar monetariamente a alguien que te traiciona emocionalmente?

O

"cuando alguien te traiciona, emocionalmente, monetariamente"," es natural perdonarlo?" Se trata de perdonar a alguien que te traiciona monetaria y emocionalmente?

Recorde los años de escuela cuando nos enseñaban en matematicas a ejecutar una simplificación. Así fué como me puse a simplificar y me quedaron dos palabras dando vueltas en la cabeza, traición y perdón.

Una traición la puede ejecutar un ser querido, conocido, alguien con quien contás. Ahora bién, no puede ser que fué uno el que esperó demasiado de otra la persona? No será que las exigencias a cumplir sobrecargaron demasiado a esta persona? Conocia yo realmente a esta persona como para exigir tanto? Me encargué de conocerla de verdad?

Dejo la "pelota" picando y paso al perdón.

Perdonar? En caso de no perdonar, que queda? Queda rencor, quizás ansias de represalia, ensañamiento. De qué sirve no perdonar? Sirve solo para hacerse la cabeza pensando en lo que fué, en lugar de pensar en lo que vendrá.

Perdonar? Y sí, yo perdono siempre. A los "perdonados" que quedaron a mi lado, los conocí mejor, NOS conocimos mejor y por ende más aferrados quedamos.

Los "perdonados" que no quedaron a mi lado, esos que después del perdón continuaron por otro camino, los perdoné para que no ocuparan más lugar en mi cabeza y además porque me enseñaron algo nuevo, a ser más cuidadoso, a prestar mas atención.

Perdonar? Y sí, simplificando, yo creo que a uno se lo perdona porque realmente se lo ganó y al otro para demostrarle que no es de mi talla.

Abrazón
Walter

Alfredo dijo...

Querida gente, Uds son el blog!
Como han visto he estado escribiendo muy salteado últimamente,más que por problema de tiempo es por preocupación.
Este espacio es mi conciencia, mucho de lo que escribo sale de mis propias dudas, y ellas son las que sana mis decisiones.
Gracias por colaborar a algnas de ellas.

Chuquis: el blog me dijo que siempre hay espacio a crecer y perdonar es un camino, olvidar en cambio es perder el rumbo.

Mardefuegitos: claro que sí siempre se vuelve al perdón, es una manera de creernos más perfectos, aunque hay veces que...

Walter: Sabes que tenés razón, si no nos tomamos el tiempo en conocer a las personas nos estamos desconociendo a nosotros mismos, como se puede confiar en un desconocido? La confianza debe de ser igual al conocimiento.
Cuantas veces más debo de equivocarme para rectificar?
Nunca más hay que culpar a los demas de tus propios errores. Muy inspirada tu respuesta.Gracias