3/13/2008

No pude resistir en contartelo


Michael Moore, narraba en su última documental los horrores del sistema de salud norteamericano, si bien es cierto que exageró un poquito, nos dejó un sabor muy amargo demostrandónos como una país auto-proclamado el rey del mundo puede ser tan cruel con sus ciudadanos.


La sorpresa no fué tan grande ya que nuestro sistema está peor, de todas maneras no pude dejar de sonreir con la siguiente historia que me hizo llegar mi amigo Mike desde la tierra del norte.


"El télefono suena y atiende una señora de la tercera edad...

Hola?

Si, buenas tardes la Sra. Estevez, por favor...

Ella habla...

Ah! Sra Estevez este es el doctor Nogueira del laboratorio, cuando su doctor envió la biopsia de su esposo, llegó al mismo tiempo otra con el mismo apellido y como Ud. sabe nos confundimos un poco y no estamos seguros cual pertenece a quién.

De todas maneras los resultados son terrible o malo.

Que quiere decir? preguntó la anciana muy nerviosa.

Bueno, una de las muestras nos dió Alzheimer y el otro salió positivo de Sida,

y le repito no estamos seguros cual pertenece a su esposo.

Eso es espantoso! exclamó la Sra.Estevez, no pueden hacer los test de nuevo?

Bueno normalmente si podemos, pero como Ud. es jubilada y los test los paga el estado y son muy caros, sólo estamos autorizados a hacerlos una vez solamente.

La gente del sistema de salud sugiere que deje a su marido en el medio de la ciudad y si llegase a reconocer el camino de vuelta, no se le ocurra acostarse con él"


Telón rojo (de verguenza) cayendo rápidamente....

6 comentarios:

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Terrible...terrible. Yo tengo cada historia, que tranquilamente podrìan hacer varias pelìculas de terror!!

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Dónde está Alfredooooo!!!??

Grito carajo dijo...

Yo hace un mes me quebré una mano. Como no parecía una fractura, saqué hora para traumatólogo en vez de ir a la emergencia. Conseguí el último del día, me atiende el señor en cuestión, me manda hacer una placa (demoré algo así como 10 minutos) y cuando vuelvo al consultorio, el doctor se había ido a su casa!! Tuve que volver al otro día (porque el traumatólogo de guardia en puerta de emergencia se había ido a cenar) a que me vieran y pusieran el yeso... y eso que tamos hablando de una supuesta institución "modelo"... seh, modelo de pelotuda yo que no les di vuelta todo!

mardefueguitos dijo...

La historia está buena... hilarante, pero la realidad es desmoralizante. Muy bueno el blog.

Fonzi Vil dijo...

Muy parecido a lo que sucede actualmente en Uruguay...
Tratá de encontrar hora en tu mutulaista despues de que empezo a funcionar el fonasa.... TE MORIS ANTES...
Saludos..

Fonzi Vil dijo...

Upsss... quise pone MUTUALISTA.
Se nota que hace rato no puedo ir al oculista, no ?