11/19/2007

Carta abierta al loco de la bicicleta que me cerró en la esquina y casi lo hago volar por los aires...


Vó loco, vamó a aclarar un poco las cosas, mi vida no tiene ni tendrá nada que ver con la tuya, por lo tanto no me la quieras arruinar de esta tonta manera.


Las esquinas, esos vértices del cuadrado al que llamamos manzana( en algunas culturas se le dice esquina) es donde convergen otras tres, lo que dimos en llamar cruce de esquinas, entendés? En otras palabras hay dos calles que se atraviesan y por no sé que lógica, obviamente no la tuya, tienen dos sentidos.

Generalmente el tránsito que corre a tu derecha tiene prioridad, a no ser que esté un cartelito en forma de héxagono de color rojo que dice "Pare" y que con mi Sylvia le decimos "Stop" por una costumbre anglosajona que adquirimos hace ya un tiempo.


La cosa es así, cuando llegues a una esquina que tenga el cartelito rojo, que te vuelvo a repetir, dice "Pare", es exactamente lo que debes hacer: Parar!!

Que vengas en bicicleta no te obliga a seguir y plegarte al cordón , esa maniobra por si sóla no te convierte en invisible y mucho menos invunerable.


Si llegáses a una esquina que tiene semaforo, ese "coso" que tiene tres luces, también y lamentablemente para tus intereses deberás respetarlo como cualquier hijo del vecino, porque así son las reglas animal!


Es tan poco lo que te pido, atendé: Yo sólo quiero ser feliz, lo de envejecer no me preocupa, me molestaría que tener que atropellarte e ir a la carcel, por ejemplo o tener tan mala suerte que mi conciencia le diga a mis reflejos que te esquive y me dé de lleno en otro auto y quede mal o me vaya a "jugar al exterior", entendés?


Sólo quiero ser feliz, es mucho pedir?

No hay comentarios.: