6/20/2007

La puntualidad en llegar tarde




A esta altura de mi vida tendría que estar habituado,asimilado,incorporado a las costumbres de mi pais, pero no lo estoy.
Me choca ver a la gente caminando por las calles o en un supermercado,por ejemplo, tomando mate. Lo informal me toma por sorpresa cada vez que comienzo un mero trámite, la queja desmedida me irrita, pero todo esto no tiene parangón con la maldita costumbre en llegar tarde.

La impuntualidad está llegando a limites que bordan con lo ridiculo, para mi pactar a cierta hora es sinónimo de un contrato tácito. En el caso de una reunión de negocios debemos de asumir que la otra parte tiene que hacer otras cosas fuera de la hora señalada.

Jugar con el tiempo ajeno debe de ser tomado muy en serio, tiempo es lo único que poseemos y debe de ser administrado de la mejor manera, a no ser que no tengas respeto por ti o por el prójimo.

Si debo de estar a las 18:00 horas, tomo el debido recaudo de que así sea, que si debo tomar un omnibus, que si manejo que tráfico hay en esa zona a ese debido instante, tendré lugar para estacionar? cuantas cuadras he de caminar? Te reís, sueno paranoico, a mi me suena a responsabilidad.

Con que cara puedo llegar 10,15,30 minutos más tarde, que acaso soy tan importante que debo de hacerme esperar?

El colmo ocurrió ayer, habiamos arreglado encontrarnos, mis dos amigos y yo, con un "ejecutivo" de una radioemisora local, para arreglar ciertos asuntos a las seis de la tarde en un restaurante centrico. Conociendo a mis amigos llegué diez minutos antes, estacioné el auto casi frente al local y mandé sendos mensajes de texto: "estoy aquí, necesitan que los vaya a buscar?"

Pasaron veinte minutos (6:10) llegaron mis amigos sonriendo, socarronamente uno de ellos me mandó un "nerviosito el hombre? pensaste que no ibamos a llegar a tiempo?"
En realidad no llegaron a tiempo,no? les mostré el reloj.

Entramos al local, nos sentamos y pedimos café, pasaron diez,quince minutos y nada, a los veinte suena el télefono, "estoy por ahi en quince"
A esa altura ibamos por las 7:45, quince minutos hora comun u hora Maldonado pregunté.

Cerca de las 8 el "super-ejecutivo" se dignó a llegar, "estaba buscando estacionamiento" dijo
miré hacia la calle, en la cuadra estaba mi auto y otro más.
"Estaba buscando estacionamiento" repetí y le señalé afuera, "la verdad-verdad es que si estaba molesto por tu tardanza, ahora no lo puedo estar, me has hecho el chiste más gracioso que he escuchado en mucho tiempo"

La tardanza fué una premonición, no sólo fué una reunión sin frutos, fué una perdida de tiempo

9 comentarios:

Luz dijo...

Hola Alf! Me sentí muy identificada con este post. Es que soy una persona muy puntual en un país que es por demás impuntual...En muchos casos pasa eso...las personas se creen demasiado importantes. Y te dicen..."ay...es que estoy a mil...llego cuando llego..." como si fueran los/las /as que están muy ocupados/as
¿Hay algo más valioso que el tiempo de una persona? Ser puntual es una forma de respetar al otro.
Besos Alfred!
PD: ¿¿¿de verdad toman mate en el super los uruguayos??? No te puedo creer, jeje...

Daniel dijo...

Estoy contigo,yo tampoco soporto a las personas que se comprometen a estar en una cita,reunion o lo que sea a una hora indicada y demoran mas de lo normal,se puede esperar a alguien 5,10 minutos pero por lo que veo ese super-ejecutivo se le fue la mano,muy bien podria haber llamado diciendo que llegaria tarde,aunque diga una mentira,pero dejando saber que llegara tarde,espero que ahora nadie diga... y asi somos los uruguayos,quedados,vamos despacio,que son nuestras raices...perdon,eso es una irresponsabilidad completa y como dices tu,es una falta de respeto a los demas.

Alfredo dijo...

Si!! Luz toman mate en el super,en el shopping y hasta en el hospital!! Tengo que hacer un post acerca de esto,no?

Luz dijo...

jeje, estaría bueno. Un post con los lugares más insólitos para tomar mate, je
Besos

Luz dijo...

Nooooo!!!! dije "estaría bueno" y esa es una frase que usa Macri en su campaña...auxilioooo!!!!
Voy a hacerme buches de lavandina y vuelvo...
Beso

Marcelo dijo...

Qué tendrá Luz contra Macri??? Buenos Aires va a estar bueno :P

Yo suelo llegar tarde. Me confieso...Y si has pasado por mi blog en el día de ayer hice una confesión. Llego tarde pero no porque quiera, sino porque es algo que es superior a mi. Si entro a las 13:15 a estudiar, es probable que no llegue sino hasta 13:25. Por poner un ejemplo. Pero qué escuela tenemos???

En mi casa siempre fue de familia el llegar tarde. Mi viejo se tomaba "su tiempo", y se lo ha de seguir tomando. Mi hermano cuando era chiquito, e iba al jardín, era el primero en subir al auto y allí nos esperaba a mi viejo y a mi. De a poco se fue adaptando a ser uruguayo y hoy si entra a las 8 al liceo, se levanta 8 menos 10. Vivimos a 2 cuadras, pero...

Si se me permite un ejemplo, los profesores del Centro de Profesores en el que estudio, llegan SIEMPRE tarde. SIEMPRE es SIEMPRE. Entiendo que no tenemos recreos y que entonces nos "quieren dar" unos minutos, pero 60 son demasiados...más si los usan para conversar con sus pares, o para comer...

Alfredo dijo...

No encuentro justificaciones, si la hora pactada es a las 6 y llegan a las 6:30, bueno, no será más conveniente fijar la hora a las 6:30??????
Y eso que sea de familia llegar tarde!! Marchello!! No seas malo,las tradiciones familiares son comer pasta los domingos,cantar villancicos en Navidad,pero llegar tarde!! no estarás estirando mucho ese concepto?

Marcelo dijo...

No me refiero a que se lo siga como una tradición, me refiero a que es algo como hereditario que está adentro y que no quiere salir...Si se fijan las 6 y media, se llega a las 7.

Alfredo dijo...

Marce: Ay dió!!