5/18/2007

De historias populares

Cuenta una historia popular que un hombre y su señora (Juan José y Maria del Carmen) debían ir a una fiesta de disfraces juntos, era un baile para recaudar fondos para una escuela local, lo cual los había entusiasmado mucho.

Sin embargo, momentos antes de partir a la celebración la Ma.del Carmen le pidió a J.José que fuera sólo porque ella tenía un fuerte dolor de cabeza.
No muy contento accedió , en realidad la esposa venía desconfiando de la fidelidad de su hombre
La muy astuta había ideado un plan perfecto, dos días antes había rentado un traje completamente distinto al que habían pactado y se fué a la fiesta.

Cuando llegó al hall de la fiesta vió que su marido estaba bailando con una jovencita que vestía un disfraz muy sexy, fué ahi cuando decidió ponerlo a prueba.

Se le acercó al oido y con una voz muy sensual lo invitó a un cuarto privado, insistió en dejarse las máscaras puestas para hacerlo aún más intrigante. Tuvieron sexo e inmediatamente corrió a su casa a esperar a su marido.

No bien llegó Juan José, Maria del Carmen le preguntó si se había divertido, lo cual él respondió que por un rato, pero como se aburrió se fué con unos amigos al boliche de la esquina a jugar cartas, aunque según él , quién pasó mejor fué el amigo que vistió su disfraz....

Esta historia me hace acordar a mi amigo Marcelo que le gusta disfrazarse con otros colores para pasarla mejor, sin darse cuenta que realmente lo que está haciendo es esperar una conclusión.
Y cuando llegue no será la mejor.....

*para los que no entiendan: a Marchello le gusta hacer apuestas

No hay comentarios.: