5/29/2007

Ayer hice algo estupido...

La tardecita de ayer estaba cruel, diría mi cuñado Gerardo, eran las seis y media y parecía las ocho de la noche. La fría llovizna montaba un escenario digno de invierno, yo estaba en mi "cubiculo" conversando con un cliente, cuando de pronto la puerta de calle se abre bruscamente.

Antes de terminar la historia dejame contarte como se divide el lugar donde trabajo,viendolo desde afuera sólo se ve un salón de 4 x10 aproximadamente, con una mesada de 4 metros que sirve de sostén a las computadoras que vendemos, seguido por 2 exhibidores de cristal y el escritorio de Claudia, mi fiel y eficiente secretaria.

Visto desde el ventanal sólo se puede ver a Claudia, porque el resto del salón que se divide en 3 partes más no se perciben desde ese ángulo, mi escritorio está en el salón contiguo, la pared que divide tiene un mostrador que sólo se ve desde adentro, pero yo puedo ver la puerta de calle.
Las otras dos reparticiones están al fondo, una de ellas es la cocina y la otra un saloncito de reuniones, pero esto no viene al caso.

Lo que pasó a continuación fué tan rápido que recién estoy sacando las conclusiones, cuando la puerta se abrió y dejo entrar el aire frio me paré con la sola intención de cerrar la puerta, sin embargo al instante oí el grito de Claudia, AY! AY!, un muchachón de unos 19,20 años, había entrado en 2 pasos largos hasta el escritorio.

Sorprendido por mi presencia al percatarse que Claudia no estaba sola, manoteó lo primero que vio, un bolso negro que pertenecía a Pablo, el cliente que estaba en mi despacho.

No sé si fué el grito de Claudia, despertando mi instinto de macho, o el saber que le estaban robando a MI cliente, que salí disparado, corrí hasta la esquina, cuando lo tenía a 5 metros, otro individuo saltó desde un corralón y fué ahi cuando me dí cuenta que estaba haciendo algo estupido.

El cliente recién cuando volví, se dió cuenta que era su bolso el que había perdido y fué cuando salió a la calle.

Más allá de saber que mis acciones fueron puro instinto, me reconforta saber que sigo siendo estupido, creo que es la única manera de poder llegar a hacer algun día algo inteligente.

6 comentarios:

solokierogritar dijo...

Uh Alfred, qué impresión. Yo siempre digo que en un caso así, 0 stress y llevate lo que quieras, pero sé que en el momento, haría lo más estúpido que me fuera posible... y al igual que vos, pienso que no es del todo malo.

Nene, te mando un beso y cuidate.. y pongan una puerta eléctrica o algo!!

Luz dijo...

upa, qué susto!Son esas situaciones en las que no sabés cómo reaccionás hasta que te pasan.
Besos Alf! Y andá con cuidado, che.

Marcelo dijo...

Eso del "pienso, luego existo", o pensar antes de actuar no siempre se da. Hay cosas, momentos, hechos, que requieren actuar rápidamente y no tenemos tiempo de pensar, por eso lo que hacemos a veces puede parecer estúpido. No tuvimos tiempo de pensarlo antes!

Voy a escribir algo en mi blog, no basado en esto, pero que puede tener algo que ver y que hace días me viene pasando.

Saludos!!!
Y piense antes de actuar :P A ver si por hacerse el superhéroe después lo tenemos que llorar! :P

Daniel dijo...

Alfredo,cuidate,se muy bien que en esos momentos lo primero que le puede venir a uno a la cabeza,es eso,tratar de recuperar lo que se llevan esos desgraciados,gracias a dios salio todo bien,lo material se puede recuperar,la vida no y como dice alguien anteriormente,pone una puerta con boton electrico.

Sebastián dijo...

La verdad es que yo no se lo que haría. Nunca (Gracias a Dios he pasado por eso) pero creo que haría lo mismo que tu, salir detrás del tipo. Ahora también aquí tranquilo, sentado sin preocupación de ese estilo, pienso que si salgo detrás de él y el tipo me espera me mata a mangos porque nunca me he peleado con nadie.

Lo que uno piensa en ese instante es como lo hacen en las películas. Salís detrás de él y con gran velocidad te tiras sobre él. Y recuperas lo perdido después de un par de manotones, seguído del aplauso de los espectadores.

En tu caso como en el mío si nos tiramos sobre el flaco se muere por asfixia. ( Hubiera sido la solución,no ? ).

Alfredo dijo...

Ché gracias por vuestros augurios, les repito, estas cosas no se planean, salió así, después te das cuenta que el loco podría estar armado o el complice te agarrá por atrás y bue...
Pero se piensa después que pasan, lo que más me preocupa a este punto es que ya lo hice anteriormente, lo seguí en auto, lo arrinconé y le saque la merca, no sé eso del increible Hulk es cierto!!
En situaciones limites uno se transforma, es cómico y triste, soy un monstruo!!!!!!!