4/25/2007


Quiero compartir la siguiente historia que me ha dejado perplejo...


Científicos acaba de ejecutar unos experimentos que aparentar demostrar que la realidad que creemos que vemos con nuestros ojos es posible que sea una ilusión matemática la cual deja de existir en el momento que los cerramos.


Esta es la conclusión a la que llegaron unos científicos Austriacos el poder ejecutar finalmente unos experimentos avanzados de física que hasta el momento no se habían podido efectuar por barreras tecnológicas.


Se trata de un experimento cuyo objetivo es descartar la propuesta de que existen "variables escondidas" responsables de "enderezar" los efectos extraños que ocurren a nivel cuántico en el Universo.


Los proponentes del concepto de "variables escondidas" básicamente dicen que el Universo no puede ser tan aleatorio a nivel cuántico (es decir, a escalas atómicas y más pequeñas), y que deben haber unas "variables escondidas" de las cuales no sabemos, las cuales cuando las descubramos nos daremos cuenta de que nada es tan aleatorio ya que simplemente no estábamos tomando en cuenta esas extras "variables escondidas" responsables parcialmente del fenómeno.


Sin embargo, y sin entrar en mucho detalle científico, lo cierto es que a través de los años se han ideado unos cuantos experimentos para demostrar de si las tales "variables escondidas" existen o no, y lo que estos Australianos acaban de hacer apunta a que no existen.


Opinión y Explicación adicional: Esto tiene muchas implicaciones extremadamente profundas y filosóficas, muchas de las cuales han leído aquí en eliax previamente (ver "¿Vivimos en una Matrix?" en los enlaces al final de este artículo).


Noten que a diferencia de estrictamente vivir en una Matrix, lo que esta conclusión de hoy deja dicho es que la realidad tal cual creemos que existe al verla con nuestros ojos no existe.


Esto NO significa que la realidad "en sí" no exista, sino que no existe como la experimentamos o "vemos con nuestros ojos".


En otras palabras, si estamos solos en una habitación, y el único otro objeto en la habitación es una mesa frente a nosotros, si cerramos lo ojos uno pensaría que la mesa tal cual la vemos continúa tal cual la imaginamos en la mente, pero lo cierto es que aparenta no ser así.


Más bien la mesa que vemos es simplemente (y esta es mi explicación personal) el resultado de la manera en que nuestras mentes procesan los patrones que forman el mundo a nuestro alrededor, y nos la presenta de esa manera.


Lo que puede muy bien estar ocurriendo es que la mesa no es nada más que un patrón matemático que interactúa con los otros patrones matemáticos de la habitación (que se reflejan en lo que creemos es "la realidad", como paredes, aire, átomos, etc).


Y esto se extiende en general a todo en el Universo, y a todas nuestras formas de interactuar con él, que en nuestro caso en particular es por la vista, el sonido, el olor, el gusto y el tacto.


Esto es algo difícil de entender (o de aceptar), pero así aparenta que funciona el mundo "en la realidad".


Qué les parece? Se entiende? Yo personalmente aún la estoy digiriendo...

*esta historia la saqué de Eliax.com

3 comentarios:

Mahatma dijo...

uuuhhh!

Lo que me parece a mí es que toda la "realidad" física la percibimos a través de los sentidos, por lo tanto, si hay algo que nuestros sentidos no pueden "detectar", para nosotros no existiría. Por ejemplo los colores, o cualquier otra cosa. Por ejemplo, hasta no hace mucho tiempo la idea de que bichitos muy chiquititos fueran capaces de matar a las personas se tenía como ridículo, principalmente porque no podían verse a simple vista... hasta que con un microscopio se los "vio" y se los conoció.

En realidad en nuestra percepción de las cosas lo que modifica nuestra "realidad"

Suena tonto, pero ya decía alguien hace un tiempo que "vemos como por reflejo", y la superficie reflectante, tal vez, sean nuestros sentidos.


Saludos!

M.

Alfredo dijo...

Es complejo y fascinante a la vez, pero se trata de eso abrir la conciencia...verdad?

Luz dijo...

Guau! Llega un punto en el pensamiento en que si no das siquiera algo por sentado, o mejor dicho, si ponés todo en duda...te volvés loco!! jeje
Igual es más que interesante plantearlo como problema.
besos Alfred!!
Luz