4/21/2007

Me trastocaron los planes


La iglesia católica ha resuelto (!?)a través de un documento de 41 páginas que el "limbo" no existe...
Vayamos por pasos hasta ayer teníamos cuatro destinos seguros, el infierno (reserven un lugar), el cielo,el purgatorio y el limbo.

En definitiva los obstinados pecadores, salvo aquellos que confesaran arrepentimiento y yada,yada,yada, irían al infierno, quienes tuvieran una vida de rectitud o los que a pesar de sus acciones tuviesen la lucidez en reconocer a Jesús como su salvador, yada,yada,yada irían al cielo.

El purgatorio es el lugar de limpieza y expiación donde, después de su muerte, las personas que han muerto sin pecado mortal (ofensa directa a dios) pero que han cometido pecados en su vida, tienen que limpiar esas culpas para poder alcanzar el cielo.

Y por último el limbo esa especie de limite entre esos grandes destinos, donde San Agustin decía que los niños que nacían sin ser bautizados permanecerían por la eternidad.

Y todo eso por culpa del pecado original, es decir, la iglesia no te permite el uso de los contraconceptivos, pero te dice que si alguien nace está perdido si no se bautiza. Casi, casi, como los impuestos, si no los pagas la DGI te cierra el negocio.

Me encantaría de sobremanera saber las diferencias entre purgatorio y limbo.

En pocas palabras, la iglesia católica se ha visto entre la espada y la pared, manifestar en estos días de pecados originales por doquier, es muy dificil afirmar que todos esos niños que nacen sin padre, sin futuro, sin saber si podrán sobrevivir, esos que tienen la muerte segura antes de saber hablar, de que morirán sin la salvación divina.

Sobre todas las cosas porque esas familias, las más necesitadas las que nada tienen, necesitan la fé para poder sobrevivir y como últimamente la asistencia a misa se ha visto reducida, es más fácil dar crédito que cobrar al contado.

Para mi, educado en una sociedad que se dice laica, encuentro curiosamente ridiculo que después de muchisimos años de ciertos principios religiosos, donde lo que está escrito es palabra sagrada, se pueda cambiar de un día para otro. Se estará destruyendo el dogma católico?

Cual será el próximo paso, cuando nuevamente ocurra que ya nadie vaya a misa, abolir el infierno?

Antiguamente existía la costumbre que ordenaba la prueba del agua caliente, que se hacía metiendo la mano y brazo desnudos en una caldera de agua hirviendo, para probar su inocencia quien los sacaba ilesos.

Menos mal que también la abolieron, aunque lo que me preocupa es saber que la mayoría de mis profesores estaban equivocados cuando afirmaban que yo siempre estaba en el limbo...

Clickeén aquí para la fuente de la nota.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Otra demostracion de que la iglesia hace lo que quiere con la fe

Marcelo dijo...

Y los que vivíamos en el limbo ahora??? Tendremos cabecita de novios??? Nos dormiremos en los laureles??? Nos mudaremos a Babilonia???

En fin...que a nadie se le vaya a ocurrir abolir el infierno como vos decís, porque yo ya tengo un terrenito muy lindo allí, con vista a un río de magma, y no me gustaría tener que iniciar acciones legales a nadie!

Luz dijo...

Bueno, en realidad no me preocupa este asunto del limbo o el puergatorio.
Creo que mi destino es el infierno de todos modos.
Al parecer ya somos tres.Nos vemos ahí!!
Beso!

Luz dijo...

jaja quería decir "purgatorio" no puergatorio...
sorry...

solokierogritar dijo...

Chicos, somos cuatro... nos vemos ahí..

Alfredo, me encanto el yada yada yada... me hizo acordar a un muy buen capítulo de Seinfeld...

Besotes.

Alfredo dijo...

Si gritoncita fué de ahi de donde lo adquirí, es muy común usarlo en la USA.
Luz, Marcelo, si nosotros vamos al infierno a los politicos y a los abogados a donde los mandamos?

Mahatma dijo...

Hola Alfredo! Personalmente soy católico por herencia, y por lo general no me gusta mucho meterme en terreno religioso... máxime cuando no soy católico practicante.

El caso es que estuve averiguando un poco el tema este del limbo, y encontré que realmente no es un dogma de la iglesia católica. O sea, la iglesia (como tal) nunca afirmó explícitamente que el destino de las almas de los niños muertos sin bautizar fuera el limbo. Copio lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica:

"1261 En cuanto a los niños muertos sin Bautismo, la Iglesia sólo puede confiarlos a la misericordia divina, como hace en el rito de las exequias por ellos. En efecto, la gran misericordia de Dios, que quiere que todos los hombres se salven (cf 1 Tm 2,4) y la ternura de Jesús con los niños, que le hizo decir: "Dejad que los niños se acerquen a mí, no se lo impidáis" (Mc 10,14), nos permiten confiar en que haya un camino de salvación para los niños que mueren sin Bautismo. Por esto es más apremiante aún la llamada de la Iglesia a no impedir que los niños pequeños vengan a Cristo por el don del santo bautismo.
[...]
"1283 En cuanto a los niños muertos sin bautismo, la liturgia de la Iglesia nos invita a tener confianza en la misericordia divina y a orar por su salvación."

Es más, no aparece ni una sola vez la palabra limbo en dicho Catecismo.

Copio un vínculo a un artículo publicado en Radio Vaticano:

http://www.oecumene.radiovaticana.org/spa/Articolo.asp?c=129560

Entre otras cosas, en ese artículo se dice que el texto integral del documento «La esperanza de salvación para los niños que mueren sin haber sido bautizados» será publicado, en italiano, el próximo 5 de mayo.

Ah! y ya que estuve buscando acerca del limbo, de paso eché una ojeadita a lo que dice el Catecismo acerca del Infierno:

"1033 [...] Este estado de autoexclusión definitiva de la comunión con Dios y con los bienaventurados es lo que se designa con la palabra "infierno".

"1035 [...]La pena principal del infierno consiste en la separación eterna de Dios en quien únicamente puede tener el hombre la vida y la felicidad para las que ha sido creado y a las que aspira."

Conclusión... podríamos decir, desde cierto punto de vista, que el mundo de hoy es el verdadero infierno.

Abrazo!

M.

Alfredo dijo...

Mahatma!! Qué lo mio es la ironía,hombre!!
Mi intención no es competir con tus conocimientos que no te llego ni a las rodillas, el análisis te lo dejo a ti.
A lo que yo me refería por dogma, es el conjunto de "leyes y contra-leyes" que la iglesia tiene que muchisimas veces contradicen la fé.
Es decir, estaba usando una palabra (dogma) para poner la idea en un lugar.
Pero, en fin, así que estamos viviendo en el infierno!! eso explica mi amigo GWB...
Gracias por tu experta contribución!!

Marcelo dijo...

Los políticos y abogados los metemos en el sótano.

Mahatma dijo...

ooops! bueno, es que lo mío no pretendía ser erudito ni nada por el estilo... salió así! Perdón si quedó fuera de lugar!

Abrazo!

M.

Alfredo dijo...

Señor M: Es un placer poder leer tus comentarios que son realmente interesantes!!
Gracias por estar,un abrazo