4/14/2007

El dedo en el enchufe


Quién no se ha sentido forzado a morderse la lengua?
Quién no ha calculado expresamente las palabras?
Obviamente cada situación amerita diferentes reacciones,pero porque debemos de hacerlo?
No es acaso una hipocresía sentir en tu ser exactamente lo que debes de hacer y obrar de modo opuesto, sólo para complacer un momento o a una persona?
Somos realmente peculiares, los humanos, no nos damos cuenta que al hacer esas exepciones disvirtuamos todo?, modificamos no sólo la esencia sino que transformamos el instante en otro totalmente distinto.
Claro, en un principio, lo que veíamos o sentíamos era exactamente lo que transmitíamos, no habia vueltas si era feo, era feo, si estaba mal no habia segundas opiniones, a medida que la sociedad, construida sobre modelos artificiales, nos atrapa vamos viendo que no podemos manifestar libremente nuestros sentimientos en simple defensa de saber que nuestra opinión podría ser mal interpretada o lisa y llanamente no admitir una segunda opinión.
Sin embargo, qué es más correcto disfrazar nuestros sentimientos o desatarlos tal como son?
La práctica de todos los días nos dicta que debemos pensar más de dos veces antes de emitir nuestra voz, lo que es ofensivo para vós no lo es para el otro y viceversa.
Recientemente un famoso locutor/conductor de un programa de opinión en Estados Unidos de América hizo un comentario que ofensivo en contra de un equipo de basquet femenino, declarandolas algo así como prostitutas (ho´s en inglés).
Fué un escandalo, lo increible del caso es que el rap negro, perdón afro americano, no queremos ofender a nadie, usa ese mismo lenguaje en sus "composiciones" musicales para referirse a la mujer en general.
Entonces, en que quedamos?, es ofensivo que me lo digas pero no que yo lo diga?
Cuidado que no estoy defendiendo a quien usa un medio de comunicación masiva de esa manera.
Ultimamente tenemos al lenguaje en general bajo sitio, palabras ofensivas se usan la conversación diaria, no será tiempo de que empezemos a comportarnos un poco mejor con nuestro vocabulario para que el negro siga siendo negro y el absurdo absurdo?
Hay para más...

3 comentarios:

Luz dijo...

Es verdad que a medida que crecemos aprendemos a "mordernos la lengua" antes de hablar, y es cierto que a veces por no ofender o por no lastimar, no somos auténcticos. Mucha gente se ha enojado conmigo por tener yo ciertas opiniones y decirlas, jeje...y fui aprendiendo que a veces me las tengo que guardar para mí, lamentablemente, por razones de supervivencia y convivencia...
En cuanto al segundo punto que tocás...cómo me molesta el lenguaje "politicamente correcto"!! Bueno en realidad me divierte bastante. Soy de pensar que las palabras en sí no tienen connotación, sino que denotan cosas, y somos nosotros los que las cargamos designificado y de prejuicios, por lo tanto creo que muchas veces, este "politically correct language" es más que discriminatorio, vos sabés que hay unos terminos muy graciosos. Por ejemplo, a la gente bajita como yo, lo americanos les dicen "vertically challenged" jeje. Te juro que es cierto, lo vi en Lengua IV del profesorado!!
Besos
Luz

Alfredo dijo...

Luz: Es cierto lo de vertically challenged, pero mirá que es un término irónico,todo comenzó con el comentario de un cómico que se refirio asimismo como mentally challenged y prontamente adaptaron ese término a muchisimas cosas más.
Po ejemplo "Alfredo is Dolina challenged"

Luz dijo...

"Dolina Challenged"?????
So loco bo!!!! eh, pero me hacés morir de risa!!!!! jajajajaja.
besos!