1/11/2007

The Great Pretender


Mi Sylvia suele juzgarme como un buen simulador, según ella si no lo sé lo invento. Por supuesto que discrepo, es cierto que como buen uruguayo (noten que no dije oriental ya se darán cuenta porqué) suelo decorar mis conocimientos con una buena dosis extra de sal y pimienta, pero eso es todo.
El uruguayo es aquel que sabe que no sabe y no lo demuestra, es el mismo que ganó en el Maracaná, el mismo que aún se traga lo de la "Suiza de América" y todavía vota todas las elecciones, el que no se come las mentiras pero deja que existan. El mismo que lo eligen de intendente de Maldonado y cuando comete un error (cuantos van?) dice que está aprendiendo.
Yo no soy así, tal vez era o tal vez soy más conciente que soy, no sé algo así.
Hace unos años atrás, cuando solía ir a compartir un programa de radio que dirigía el tan recordado Horacio Buscaglia , se nos invita a oyentes y colaboradores a formar un equipo de futbol para competir en la "Semana de la Juventud Maragata", yo era número cantado, oriundo de la ciudad de San José tenía que participar.
Y comenzé a manifestar ligera y jactanciosamente que los ibamos a golear y que hasta yo iba a hacer un gol, a partir de ese momento era una cuestión de honor, porque el otro bando tampoco se achicó.
Y nos juntamos para ir a jugar, el cuadro justo, ni sabíamos quién era el golero, ni camisetas teníamos!!
Las veces que me habían dejado jugar al futbol siempre lo hize de defensa, a romper patas!!
Pero...el problema era que tenía que hacer un gol, si sería patético mi cuadro que momentos antes del partido practicamos corners y el único que llegaba al area era yo!!
Y de alguna manera empezó el encuentro, el más chiquito de golero, en la defensa los más grandes, el resto en el medio...
Los dialogos de la radio casi siempre terminaban en una escaramuza verbal con quien estaba resguardando la meta de los contrarios, que te gano, que si que no.
-Pttttt!! comienza el super encuentro, ellos todos lindos con la misma camiseta a rayas, lo que sería el River Plate de Montevideo o Rosario Central de la Argentina.
El primer tiempo sin pena ni gloria, creo que llegamos una vez al arco rival, como para no si estabamos todos en nuestra cancha evitando papelones.
Ya en la segunda mitad, me fuí de puntero, es que ya no podía con mi humanidad, por esas casualidades llega una pelota desde la derecha hacia mi izquierda, pico y con el último aliento entro al aréa, quise patear, le erro con tan buena suerte que mi marcador se come mi "amague" y sigue de largo, veo la bola picando ; a esta altura se me representa todo en cámara lenta.
Estiro mi pierna derecha, el golero que salía como despavorido no vió venir el desarrollo tardío de mi reacción y plink! goooooool!! Ganamos 1 a 0.
Y de esa manera fué como me consagré en uruguayo, o como dice el diccionario:
"Fingir que se sabe algo, para hacer que lo manifieste otra persona que tiene noticia de ello".

6 comentarios:

Luz dijo...

jejejeje!! Qué buena foto!!!jejeje
y muy buena historia, parece un cuento de Dolina...jeje
El "uruguayo" que describís me recuerda un poco...al porteño vivo...
Besos!
Luz

Einstein dijo...

Nunca me senti mas agrandado como esa tarde!!
Je,je,

epl 2007 dijo...

La verdad Alfred que es una lástima no habernos conocido antes de ese partido (Yo tenía 7 u 8 años ), de seguro hubiesemos metido más de 2 goles. Vos porque no me conoces pero yo de chiquito tengo una patada brutal. Y no te hablo de tirar al arco, sino que mas de un contrario iba a salir quebrado. Es una pena que no me conocieras todavía en ese momento sino seríamos el dueto dorado y ya estabamos contratados por Paco Casal.

Einstein dijo...

Seba, yo sé que te es dificil llegar a la anécdota real de la historia, pero que se le va a hacer
la diferencia de edad se nota hasta en el intelecto (no te enojés bestia)

Anónimo dijo...

Me encantó la historia, sabés que soy futbolero. Me encanta jugar al fútbol, aunque entre partido y partido puede transcurrir mucho tiempo. Cuando organizábamos bien las cosas, yo era arquero. Te hablo del ciclo básico, 1º, 2º y 3º. Atajaba bien, modestia aparte...teniendo 13 o 14 años, jugábamos contra el cuadro del hermano de un amigo, todos andaban en los 20 años mas o menos, y me defendía bien. En el fútbol 5, vos viste como es, se pierde la cuenta de los goles que se hacen muchas veces, pero recuerdo que en un partido contra ellos, solo lograron hacerme 3 goles. 1 de ellos fue de penal, y por idiota me lo comí. Y mirá que era más pesado...cuando chico era gordito...el 2002 marcó un cambio para mí, físicamente hablando. Comencé a bajar hasta ser este que conocés ahora, que sin ser nada del otro mundo, dista mucho de ser aquel...Te digo una cosa? Los rollitos ganaban mas ;) Jajajaja!Volviendo al fútbol, recuerdo que siempre les ganábamos...los teníamos de hijos a esos locos! Y juagaban bien, y fuerte! Me llevaba cada pelotazo en los hue... Después ta...vino la crisis y devoró a nuestro plantel. Al salir de la UTU, cada uno agarró rumbos distintos y nos perdimos, pero éramos buenos!

También me encantó el trato que tenés con Seba, jajaja! Esa respuesta me mató!
Seba! Si Paco Casal los hubiera contratado, ya Alfredo estaba retirado...con una buena panza y posiblemente iniciando su carrera como DT en algún equipo de San José...Làstima, porque levanto buenos centros :P

Ante el riesgo de perder mi comentario, firmaré como anónimo...

M.

Einstein dijo...

Marcelo is back! Marcelo is back!
Y pensar que llamé hasta al flaco De Los Santos para saber de él.
Bienvenido guacho!!