12/03/2006

La identidad del bicho

El otro dia encontré traspapelado un articulo que escribí para una revista uruguaya en Fort Lauderdale,bajo el titulo:"Hablando de identidad" decia así:

"...todo cambia,todo cambia, como cambio yo en estas tierras extrañas...dice una canción de Julio Numhanserg,popularizada por Mercedes Sosa.Y es inevitable al cabo de unos años sentirse de la misma manera...No soy de acá, no soy de allá,
decía Facundo Cabral y es casi cierto.
Como, con quién y porque encontramos necesario perdurar una identificación escapa a una respuesta lógica y es más fácil encontrarla en lo afectivo.
Dice la historia que nuestro pequeño país nació luego de casi 400 años de reclamos españoles, portugueses e ingleses, nos nutrimos de inmigrantes en su mayoria ibéricos e italianos y no es muy sano recordarles el exterminio de nuestros indigenas en manos de los propios orientales, por ende el corte del eslabón final con los verdaderos ancestros.
Es entonces que desde el mismo comienzo, nuestra nación debió trabajar su propia identidad sin tener modelos o rastros a seguir. Lo curioso es que los hijos y nietos de los primeros inmigrantes sintieron ese pedazo de tierra en forma de corazón como el suyo propio y conformaron lo que hoy conocemos como la Républia Oriental del Uruguay.

Lo que nos lleva a lo del titulo, porque hay veces que resulta curioso y peculiar si se quiere los esfuerzos que hay que hacer y en muchos casos,usando más humor que geografia, para explicar nuestro origen.
Y para probar esta teoria no hay nada mejor que contar una pequeña anécdota, al llegar por primera vez al aeropuerto de Miami, al llenar el formulario de entrada, en nacionalidad escribí:"oriental", casi sin pensarlo, porque naturalmente es así como se nos enseña en la escuela, posiblemente los funcionarios de migración se siguen preguntando como es que mis ojos lucían europeos más que asiaticos (!?) Es acaso que tendriamos que pensar en Sud América como país más que en continente, estaremos alguna vez preparados para ello?

La experiencia española es realmente descriptiva de lo que podemos esperar.En el siglo XV bajo el reinado de los famosos reyes católicos Fernando II de Aragón e Isabel de Castilla, se unifica España. Era lógico de esperar que un sólo idioma fuera adoptado y el castellano así fué; sin embargo 16% de la población española habla catalán, 8% habla gallego y 2% vasco. Y lo más curioso es que el catalán es de origen valenciano y francés provenzal, el gallego de origen portugués y del vasco no se sabe con seguridad.
Y no nos olvidemos de las diferencias de acentos asturianos en el norte y andalúz en el sur. Como en España y en América el idioma que une nos divide.

Quizás sea esto parte de una rétorica inconclusa que no queremos definir, haciendo las salvedades del caso y comparando las diferencias y similitudes de idioma tanto en España como en el resto de "América Latina" tenemos que admitir que no nos agrada ser catalogados en logotipos que no tuvimos la chance en definir.
Allá me gustaba el rock and roll, la hamburguesa y el milkshake; acá el cambombe aunque no lo baile, el mate aunque no lo tome y las tortas fritas en dás de lluvia, aunque la grasa me caiga mal. Está en cada uno encontrar su propia identidad, tal vez sea como decía mi viejo:"a los amigos se les elige,la familia viene sóla". Aunque hay veces que sentimos que de identidad...solamente la cédula"

Ha que viene todo esto, me preguntarás, resulta que desde que regresé y por instancias de Sebastián (uno de mis nuevos amigos) me he reencontrado con la terapia de escribir y leer. He encontrado en varios blogs que frecuento, la excusa eterna de echarle culpas al mote de "3er mundo"..."es lo que hay valor", "que querés somos tercermundistas", "la lucha de clases", "las revindicaciones", "las papeleras". Al diablo con todo eso cuando será el santo día que nos demos cuenta que somos lo que somos, pero no llegaremos a serlo si no empezamos.
El fenómeno este de la globalización nos está desvirtuando, es cierto queremos ser americanos, pero saquemonos la careta, no somos lo mismo, no me vengas que la realidad de Caracas es la de Buenos Aires, la de Porto Algre la de Montevideo, Santo Domingo no es Santiago. Nos imitamos, vivimos de simbiósis que nos hieren en vez de curar, parchamos en vez de construir.
La igualdad constantemente se verifica por si sola, indistintamente ya sean sus contenidos verdaderos o falsos. Nos mostramos de cierta manera y en realidad somos otros. Mi verdad es tu mentira.
Plan de emergencia,emergencia para hacer un plan, huelgas porque hay que protestar, protestas porque hay huelgas, conflictos porque no hablamos, hablamos y creamos conflictos.
Que dañino el bicho humano!!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustó mucho lo que escribiste.
¿Sabés? uno de los autores que más me gusta es Galeano, compatriota tuyo. El dice:

"¿Hasta cuándo los países latinoamericanos seguiremos aceptando las órdenes del mercado como si fueran una fatalidad del destino? ¿Hasta cuándo seguiremos implorando limosnas, a los codazos, en la cola de los suplicantes? ¿Hasta cuándo seguirá cada país apostando al sálvese quien pueda? ¿Cuándo terminaremos de convencernos de que la indignidad no paga? ¿Por qué no formamos un frente común para defender nuestros precios, si de sobra sabemos que se nos divide para reinar? ¿Por qué no hacemos frente, juntos, a la deuda usurera? ¿Qué poder tendría la soga si no encontrara pescuezo?"

El porblema en latinoamérica es que muchos no han aprendido a valorar sus raíces, siempre se nos ha enseñado a mirar hacia Europa o hacia el norte...pero creo que eso está cambiando...Tenemos las venas abiertas...hay que sanar heridas...Creo que la unión de los países del sur pueden hacer que un cambio total sea realidad.

Un abrazo desde el otro lado del Río
Luz (orgullosa argentina y latinoamericana)

Einstein dijo...

Gracias, Luz, es un gusto que tengas el valor de leer mis garabatos.
Einstein

Anónimo dijo...

perdona que meta,pero... el catalan no es de origen valenciano.el valenciano es un dialecto dentro de la lengua catalana.no existe el frances provenzal.existe el occcitano,la lengua de oc llamado provenzal. y el gallegao no proviene del portugues.mas bien serian dos lenguas muy parecidas con un mismo origen.saludos

Einstein dijo...

Estimado anónimo: (hubiese preferido que supiese quién emitió el comentario,pero todo no se puede)
Cuando escribo me baso en datos que he investigado debidamente,claro, hay veces que se te puede escapar algún dato,lo que no me perdonaría sería dar datos falsos.
Cuando hablo del origen de los dialectos o lenguajes que se hablan en España, hablo de sus raices las cuales pueden ser varias y como el articulo en mente no amerita una profundización no lo hice, aunque si te interesa podrás encontar mas detalles en:
http://www.elcastellano.org/origen.html, por ejemplo.
El nombre de la lengua procede de la tierra de castillos que la configuró, Castilla, y antes del siglo X no puede hablarse de ella. Por entonces existían cuatro grandes dominios lingüísticos en la Península que pueden fijarse por el comportamiento de la vocal breve y tónica latina o en sílaba interior de palabra como la o de portam que diptongó en ué en el castellano, puerta, y vaciló entre ue, uo y ua en el leonés y aragonés (puorta) y mozárabe (puarta). En términos generales, se mantuvo la o del latín (porta) en la lengua del extremo occidental, el galaico-portugués -del que surgiría el gallego y el portugués-, y en el catalán del extremo oriental, que ejercería su influencia posterior por las tierras mediterráneas, fruto de la expansión política.

El castellano fue tan innovador en la evolución del latín como lo fueron los habitantes de Castilla en lo político. A esta época pertenecen las Glosas Silenses y las Emilianenses, del siglo X, que son anotaciones en romance a los textos en latín: contienen palabras y construcciones que no se entendían ya.

Las primeras se escribieron en el monasterio benedictino de Silos, donde para aclarar el texto de un penitencial puede leerse "quod: por ke", "ignorante: non sapiendo"; las Glosas Emilianenses se escriben en el monasterio de San Millán de la Cogolla o de Suso.

En el sur, bajo dominio árabe, hablaban mozárabe las comunidades hispanas que vivían en este territorio y conservaron su lengua heredada de épocas anteriores. La mantuvieron sin grandes alteraciones, bien por afirmación cultural que marcara la diferencia con las comunidades judía y árabe, bien por falta de contacto con las evoluciones que se estaban desarrollando en los territorios cristianos. En esta lengua se escriben algunos de los primeros poemas líricos romances: las jarchas, composiciones escritas en alfabeto árabe o hebreo, pero que transcritas corresponden a una lengua arábigo-andaluza.

De los cambios fonéticos que produjeron en esta época en el castellano, el más original consistió en convertir la f- inicial del latín en una aspiración en la lengua hablada, aunque conservada en la escritura. El primer paso para convertir el castellano en la lengua oficial del reino de Castilla y León lo dio en el sigloXIII AlfonsoX, que mandó componer en romance, y no en latín, las grandes obras históricas, astronómicas y legales.

El castellano medieval desarrolló una serie de fonemas que hoy han desaparecido. Distinguía entre una -s- sonora intervocálica, que en la escritura se representaba por s, como en casa, y una s sorda, que podía estar en posición inicial de palabra como silla, o en posición interna en el grupo -ns-, como en pensar o en posición intervocálica que se escribía -ss- como en viniesse.

Las letras ç y z equivalían a los sonidos africados (equivalente a ts, si era sordo, y a ds, si era sonoro), como en plaça y facer. La letra x respondía a un sonido palatal fricativo sordo, como la actual ch del francés o la s final del portugués y también existía correspondiente sonoro, que se escribía mediante j o g ante e, i: así dixo, coger, o hijo. Distinguía entre una bilabial oclusiva sonora -b-, que procedía de la -p- intervocálica del latín o b de la inicial sonora del latín (y que es la que hoy se conserva), y la fricativa sonora, que procedía de la v del latín, cuyo sonido se mantiene hoy en Levante y algunos países americanos.

Desde el punto de vista gramatical ya habían desaparecido las declinaciones del latín y eran las preposiciones las que señalaban la función de las palabras en la oración. El verbo haber todavía tenía el significado posesivo tener, como en había dos fijos y se empleaba para tener y para formar las perífrasis verbales de obligación que originarían a partir del siglo XIV los tiempos compuestos; por eso, entre la forma del verbo haber y el infinitivo siguiente era posible interponer otro material léxico, hoy impensable, como en "Enrique vuestro hermano había vos de matar por las sus manos".

Los adjetivos posesivos iban precedidos de artículo, como aún hoy ocurre en portugués; así, se decía los sus ojos alza. El español del siglo XII ya era la lengua de los documentos notariales y de la Biblia que mandó traducir Alfonso X; uno de los manuscritos del siglo XIII se conserva en la biblioteca de El Escorial. Gracias al Camino de Santiago entraron en la lengua los primeros galicismos, escasos en número, y que se propagaron por la acción de los trovadores, de la poesía cortesana y la provenzal.

Éste y otros textos de Sergio Zamora pueden hallarse en la página La Lengua Española
Saludos
jadarosa@gmail.com