11/13/2006


LA VISITA.
Ayer fué un dia espléndido, no sólo por el sol radiante, el cielo azul despejado y la temperatura ideal. Ayer re-editamos el encuentro del asado con un grupo de amigos, se nos llenó la casa de afectos, de risas, de preguntas-respuestas, de vida.
Este encuentro postergado por la distancia y la vida moderna, se venía planeando desde nuestro viaje a Montevideo el verano pasado. A modo de bienvenida nos esperaron en un salón comunal
y nos agasajaron, con buena comida y por sobre todas las cosas con una excelente compania.
Y el trato fué en esa oportunidad, reencontrarnos en el este, como te podrás imaginar por una cosa o por otra no coincidían los tiempos.
Hasta que se dió y como si hubiesemos esperado por el momento justo el clima se unió a la fiesta,
qué día ché!! Y que lindo tener amigos, aún después de más de veinte años nos seguimos viendo compartiendo, aunque más no sea un momento de sana alegria.